Cómo cortar metal puede parecer una tarea complicada de realizar, pero sabiendo de qué forma proceder y con qué hacerlo la cosa cambia.

Aunque no hay nada de malo en utilizar una sierra manual en tu taller en casa, existen otros métodos más rápidos y sencillos de cortar metal. Veamos cada uno de ellos en este post.

Diferentes herramientas para cortar el metal

Como ya hemos hablado de las herramientas para cortar metal en este blog, no nos explayaremos mucho en este apartado. Dependiendo del grosor de la pieza de metal, tendrás que utilizar una herramienta u otra.

Por ejemplo, si el metal es fino, podrías optar por la sierra eléctrica, que es la indicada para serrar chapas, láminas metálicas, barras y tubos. En su defecto, puedes recurrir también a una sierra manual, aunque la tarea se volverá más laboriosa. Y, en caso de que tu metal tenga 1 mm de grosor, puedes usar las cizallas, que son similares a unas tijeras y podrán cortar esta clase de material. No obstante, también más máquinas para serrar metal. Por lo que te interesará saber cómo utilizar una sierra caladora o una amoladora.

Si preguntas cómo cortar metal, también debes preguntarte qué te hace falta para realizar esta tarea. Más allá de las herramientas mencionadas, tendrás que poseer una mesa para acometer tus proyectos. En BricoPico, te contamos cómo hacer un banco de trabajo portátil.

cortando barra de acero con herramienta mecánica

Serrar metal: Lo básico

El corte de metal es una de las partes esenciales del bricolaje. Si eres principiante, debes saber que las hojas de sierra pueden romperse, algo que le ocurre hasta a los más manitas. El ir dominando esta técnica evitará que esto suceda con frecuencia, aunque procura que esto no perturbe tu concentración o ánimo. Incluso las sierras para cortar metal más caras pueden dañarse si ejerces mucha presión sobre ellas.

La maestría para cortar metal te la dará la práctica, así que no desistas.

Cómo insertar las hojas de sierra en el marco

Comprobar que has puesto bien las hojas de sierra ha de ser tu punto de partida cada vez que vayas a serrar metal.

Primero, asegúrate de que los dientes de la hoja apuntan hacia el mango. Los corte se harán de manera descendente, el serrado ascendente únicamente es un modo de volver a colocar la hoja para el próximo corte. Afloja los tornillos del marco de la sierra y sitúa la hoja en el extremo más pegado al mango. Ahora, puedes colocar el extremo superior del marco de la sierra contra una superficie estable para que se incline un poco. Esto ayudará a meter el resto de la hoja en el marco, antes de volver a apretar los tornillos.

¿Cómo saber que la hoja de la sierra está lista para ser utilizada? Una vez puesta, tócala con cuidado, como si se tratara de la cuerda de un arpa. Si oyes un «ping», tu hoja estará asegurada.

Cortar metal fácilmente

cortando pieza de metal con herramienta eléctrica

A modo de resumen, la sierra eléctrica es de lo más útil para cortar metal.

  • Esto se debe a que no necesita del esfuerzo que requiere la manual o las cizallas.
  • Para serrar metal de forma recta, puedes decantarte por cualquiera de estas tres herramientas.
  • Con la sierra manual, comienza el corte un poco inclinado, para, luego, retomar la posición cuando ya tengas un corte más marcado.

Si deseas cortar metal en ángulo, así como una sierra manual, emplea una caja de ingletes (te servirá de guía).

Para cortar una pieza grande de metal, debes conseguir que ésta no se mueva.

  • Pues, de lo contrario, el corte no será limpio.
  • Sujétala al banco de trabajo con unas mordazas.

Con estas simples indicaciones, sabrás cómo cortar metal de grosor pequeño o medio.

No obstante, para trabajos mayores, requerirás máquinas y técnicas más especializadas.

Une la cuchilla al metal

Eligiendo la cuchilla o el disco abrasivo indicado, podrás serrar casi cualquier clase de metal. La clave está en que coincida la cuchilla con el material.

Existen dos tipos de metales:

  • Ferrosos (que contienen hierro): hierro puro, hierro forjado, acero, etc.
  • No ferrosos (más suaves y fáciles de cortar): aluminio, cobre, estaño, zinc, etc.

Por ende, cualquier metal ferroso necesita una cuchilla de corte de metal ferroso. La mayoría de las cuchillas y discos de corte vienen indican si son para cortar metal ferroso o no ferroso.

Técnicas para cada tipo de necesidad

Dicho esto, pasemos a comentar cómo cortar metal atendiendo a las distintas necesidades que puedas presentar. Éstas son las diferentes técnicas que puedes llevar a cabo para esta labor:

Deshazte de los discos abrasivos del molinillo

Las amoladoras angulares equipadas con un disco abrasivo para metal sirven para cortar todo tipo de este material: hierros angulares, pernos, barras de refuerzo, láminas de metal, etc.

Sin embargo, estos discos se desgastan pronto, cortan despacio y su diámetro disminuye conforme se utilizan.

Por esa razón, los expertos aconsejan emplear, en su lugar, cuchillas de diamante diseñadas para cortar metal ferroso. Éstas duran mucho más, cortan con más y estarán más limpios que los discos abrasivos.

Puedes comprar cuchillas de diamante con un presupuesto de 10-35 euros, en centros para el hogar, ferreterías y en Internet.

sierra circular

Corte de metal con su sierra circular

Quizás no sea una opción obvia. No obstante, las sierras circulares de mano resultan excelentes para cortar metal con su hoja derecha. Pero tienes que ir con ojo, pues volarán virutas de este material por todos lados.

Así que, ponte tu equipo de seguridad, mantén a la gente alejada y cubre aquello que no quieras que acabe acribillado de astillas de metal.

Existen cuchillas de dos tipos:

  • De dientes de acero de bajo coste.
  • De dientes de carburo.

Las dos pueden costarte entre 5 y 35 euros. Aunque, en general, las cuchillas de dientes de carburo son más caras (y también más duraderas).

Corte de aluminio con su sierra de inglete

mujer usando ingletadora en taller

Efectuar cortes precisos en varillas, tubos y ángulos de aluminio resulta sencillo con ingletadoras y cuchillas para cortar metal no ferroso.

Si la carcasa del motor en tu sierra está abierta, podría contener virutas de metal.

Así que pega un trapo sobre las aberturas para cuidar los devanados y los cojinetes del motor mientras sierras el aluminio.

Aunque deberás quitar el paño cuando la máquina vuelva a funcionar con regularidad. De lo contrario, el motor se sobrecalentará.

Por otra parte, atrapar el aluminio con un respaldo de madera disminuye el riesgo de que salten trozos de metal. Además, ayuda a sujetar el metal en su sitio para cortar.

Sin el tablero de respaldo, la cuchilla podría pillar y distorsionar el metal, dejándolo inutilizable.

Corte acero inoxidable con un disco de molienda

Hay varias clases de acero inoxidable, algunas más difíciles de cortar que otras. Para proyectos menores (como cortar azulejos de acero inoxidable contra salpicaduras), una máquina rotativa con discos abrasivos de corte de metal va bien. Para trabajos mayores, equipa una amoladora angular con un disco abrasivo.

Puntaje simple y encaje

Los contratistas y techadores de revestimiento podéis sujetar una regla (o escuadra) en las marcas de corte y dibujar una línea con la punta de una cuchilla afilada. Después, doblad varias veces la hoja hacia detrás y hacia delante, hasta romperla.

Este truco también puede emplease para pernos de metal: cortando ambos lados, marcando una línea entre los cortes y doblando el espárrago.

sierra oscilante cortando madera
Fuente: Bosch

Entre en lugares apretados con una herramienta oscilante

Si el acceso es estrecho (o quieres realizar un corte al ras), lo más útil es una herramienta oscilante con cuchilla de corte de metal.

Las tuercas de montaje corroídas en inodoros, las tuberías de fontanería, los pernos automotrices, los grifos, etc. son sencillos de cortar con este tipo de máquina.

Una herramienta oscilante sirve para elementos metálicos en sitios en los que no cabría una máquina de mayor tamaño. Simplemente, revisa que la cuchilla esté fabricada para cortar metal.

Corte más inteligente: usa una sierra recíproca

Cuando vayas a buscar herramientas para metales, plantéate esta sierra alternativa: equipa una sierra recíproca con una cuchilla de corte de metal. Conseguirás la máquina definitiva para cortar pernos, varillas, tuberías o hierro angular.

Una sierra recíproca con una cuchilla de corte de metal también sirve para remodelar la demolición, en caso de que haya clavos o tuberías para serrar.

Corte el listón y la malla de metal con una amoladora

Aunque el listón y la tela metálicos pueden cortarse con tiras de lata, existe un modo más fácil de hacerlo. Pon una cuchilla de diamante en tu amoladora angular y utilízala como una sierra para cortar la malla.

Si aún no sabes qué es una amoladora, te aconsejamos informarte al respecto. Pues es una herramienta muy versátil.

Corte por combustible de oxígeno

Para cortar metal, se genera una reacción química del oxígeno con el material a altas temperaturas. Este método se basa en la rápida formación del óxido de hierro:

  • Se eleva la temperatura de la superficie del metal hasta los 1.000 grados.
  • Después, se emite un chorro de vapor de oxígeno puro.
  • El acero se oxida y es arrancado para hacer una cavidad.

Logra cortes efectivos para lo que es su coste en los procesos de mecanizados.

Corte por plasma

En estos casos, una antorcha de plasma expulsa oxígeno a través de una boquilla a gran velocidad. A la vez, un arco eléctrico se transmite mediante el gas. Así, el plasma se calienta lo bastante como para fundir el metal.

cortando metal con láser

Corte por láser

Se trata de la tecnología más sofisticada para cortar metal. Estas máquinas de rayo láser se controlan mediante un programa informático, lo que permite ejecutar cortes precisos, complejos y exactos.

Corte por chorro de agua

Esta clase de corte del metal se fundamenta en la tecnología de la erosión. El cabezal corta el metal gracias a un potente chorro de agua. En ocasiones, éste se combina con substancias abrasivas acelerar el proceso de cortado.

Torneado para piezas industriales

En este procedimiento, una parte afilada de la herramienta de corte se sitúa sobre la superficie del metal. A continuación, gira a gran velocidad y se quita primera capa del metal.

Perforación

Una máquina de perforación posee una pieza de corte afilada, la cual trabaja dentro de la pieza de metal, haciendo uso de fuerza y rotación. Estas herramientas se utilizan para hacer agujeros en los metales.

Quizás te preguntes cómo saber si una broca es para metal.

Moler

Si la superficie del metal ha de quedar completamente suave, entonces se emplea una máquina de moler. Ésta incorpora una rueda que se desplaza en contacto con la pieza que alisa.

Tips: ¿Cómo cortar metal de forma segura?

Como ya sabrás, al cortar metal, saltan pequeñas virutas que pueden estar calientes y ser punzantes. Para prevenir lesiones oculares, quemaduras o cortes, tendrás que seguir las precauciones de seguridad impresas en los discos y cuchillas que vayas a usar.

Es recomendable llevar gafas de seguridad, protectores faciales y protectores auditivos. Todo ello no te costará más de 25 euros y te ahorrará muchos disgustos.

Asimismo, debes cubrir tu piel con camisas de manga larga, pantalones y guantes. Estos últimos son fundamentales de cara a manipular metales con bordes afilados.

No lo olvides: antes de tocar el metal recién cortado, espera a que se enfríe.

Sujeta el metal con firmeza antes de cortarlo. Y no permitas que nadie esté cerca de ti cuando lo hagas, a no ser que emplee protección auditiva y ocular.

Conclusión

Ahora ya conoces cómo cortar metal, pues existen distintos utensilios y técnicas para hacerlo en función de tus necesidades. Si estás pensando en buscar alguna máquina para esta tarea, échale un ojo a las herramientas de corte que recomendamos en BricoPico.

Marco Blasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.