Un banco de trabajo o mesa de trabajo, como también se le conoce, es un espacio ideal para hacer de forma cómoda y segura cualquier tarea de carpintería, mecánica, electrónica, bricolaje, etc. En él puedes tener a mano tus herramientas y mantener una postura corporal adecuada.

El banco de trabajo puede estar instalado de forma fija en tu taller; ser portátil con ruedas que faciliten su traslado de un lugar a otro; o plegable para que puedas almacenarlo de manera sencilla. 

En esta entrada te enseñaré cómo hacer un banco de trabajo portátil y plegable.  Si tienes poco espacio en casa o sueles trabajar fuera, el diseño te será bastante útil, ya que no sólo incorpora ruedas para hacer más fácil su movilidad, sino que también se pliega para que puedas ahorrar espacio cuando no esté en uso. 

Para llevar a cabo esta tarea, te indicaré detalladamente los materiales, herramientas, equipos de seguridad y procedimiento necesarios.

Materiales

Los materiales que necesitarás son los siguientes:

  • Piezas de madera en triplex pino 15mm:

1 de 80×80 cm

2 de 25×30 cm

4 de 15×30 cm

  • Listones de 8×4 mm:

4 de 60 cm

4 de 70.5 cm

2 de 80 cm

  • 4 ruedas para mobiliario con freno de 5 cm (opcional)
  • 9 bisagras omega
  • Tornillos de 63 x 152 mm
  • Tornillos de 25 mm
  • Tornillos de 5/8
  • Pegamento para madera
  • Barniz antiabrasivo

Herramientas

En cuanto a las herramientas, únicamente necesitarás:

Equipos de seguridad

Es importante que te protejas durante la realización de esta tarea que, aunque parece simple, puede suponer algunos riesgos. Por lo tanto, te recomiendo contar con:

  • Gafas de seguridad
  • Mascarilla

Paso a paso para hacer un banco de trabajo portátil

Una vez tienes a mano todos los materiales y herramientas que se requieren, es momento de realizar el trabajo. 

  1. Lo primero que debes hacer es armar los dos rectángulos que irán en cada extremo del banco. Para esto será necesario que unas los listones de 8×4 mm con pegamento. Una vez esté seco el pegamento, debes asegurar una mayor sujeción fijándoles los tornillos de 63 x152 mm con ayuda del taladro eléctrico y las puntas para atornillar.

Cuando realices el montaje, la parte de cada rectángulo que mide 60 cm debe quedar ubicada de manera horizontal y la que mide 70.5 cm debe situarse verticalmente. Si ya tienes más experiencia con la carpintería, puedes arriesgarte y modificar las medidas que te he proporcionado para cambiar el ancho o el alto de tu banco de trabajo, si así lo quieres.

  1. Para crear el mecanismo plegable es necesario que fijes con las bisagras en el área vertical de cada rectángulo dos piezas 15×30 cm. Una debe ir un lateral superior y la otra en el extremo inferior de ese mismo lado. En el listón paralelo es necesario que pongas la pieza de 25×30 cm ubicándola justo en el medio. 
  2. Los bordes de cada pieza de madera fijada en las estructuras rectangulares deben unirse entre ellos mediante una bisagra, formando de este modo la base del banco de trabajo.

Es importante que cuando montes las bisagras pongas hacia dentro las que van fijadas directamente en el soporte rectangular; mientras que las que se ubican en el otro borde de las piezas de triplex pino deben ir atornilladas en la zona exterior. Esto es lo hará que tu banco de trabajo sea plegable.  

  1. Para fabricar la superficie de trabajo o encimera de tu banco, coge la pieza de 80×80 cm y fija los 2 listones de 80 cm usando pegamento y tornillos. Cada listón debe ir en un extremo. La distancia entre un listón y el otro debe permitir ajustar la encimera en el espacio interno del banco plegable y evitar que este se cierre. De todas formas, para lograr mayor estabilidad puedes añadir seguros en las bisagras.
  2. Por otra parte, si lo deseas puedes incorporar las ruedas con frenos en el área inferior. Esto, aunque es opcional, le proporciona mayor movilidad al diseño pues te ofrece la posibilidad de trasladar tu banco de trabajo de un lugar a otro sin necesidad de hacer mucho esfuerzo.
  3. Si quieres tener a mano algunas herramientas en tu banco de trabajo, puedes realizar varias perforaciones en la encimera. Estos agujeros te servirán para organizar tus martillos, espátulas, destornilladores, brochas, etc.
  4. Para finalizar, aplica una capa de barniz antiabrasivo a la superficie con el propósito de preservar la madera.

Con estos sencillos pasos tendrás un banco de trabajo portátil en el que puedas hacer tus tareas de forma cómoda, segura y organizada. Además, también podrás trasladarlo de un lugar a otro con facilidad o plegarlo en el momento de su almacenamiento, ahorrando así espacio.

Vídeo referencial:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.