Si eres principiante en el uso de la silicona pero quieres aprender a hacerlo por cuenta propia, en este artículo te detallamos todo lo que necesitas saber.

A decir verdad, aplicar silicona correctamente no es tan difícil, pero si no tomamos nota de un par de consejos, podemos terminar con un desastre de silicona por doquier o (en el mejor de los casos) una aplicación defectuosa que empaña tu decoración y que además puede mancharse o dañarse rápidamente.

Sigue leyendo y descubre qué pasos seguir para aplicar silicona correctamente, qué silicona elegir según tus necesidades, cómo evitar errores comunes y más.

¡Manos a la obra!

Pasos para poner la silicona en la pistola

Si es primera vez que utilizas una pistola de cartucho para usar la silicona, no te preocupes. La verdad es que es un proceso bastante simple, solo debes seguir estos pasos: 

  1. En primer lugar, debemos cortar la cánula del cartucho de silicona en un ángulo de 45°. Lo ideal es utilizar un cortador de cartuchos porque es el método más seguro, pero si no tienes uno puedes utilizar un cúter, navaja o cuchillo afilado. Por supuesto, en este caso, debes apoyar el recipiente en una superficie plana y firme para que el uso del cuchillo sea más seguro. Corta la cánula a la altura que prefieras, de acuerdo con el grosor de la línea que necesites. En caso de que tu silicona tenga tapa de rosca para la punta, intenta no cortar la zona de la rosca para poder tapar cuando termines de usarla.
  2. Luego, debes cortar el extremo opuesto del cartucho. Esta abertura trasera es la que permite que la pieza de presión de la pistola ejerza fuerza y empuje la silicona por la boquilla. Para ello, también puedes utilizar un cuchillo afilado en caso de no tener un cortador.
  3. Toma tu pistola, aprieta el botón de la parte trasera y arrastra hacia afuera la varilla de presión. Pon el cartucho de silicona sobre la pistola y aprieta nuevamente el botón para ajustar la varilla dentro del cartucho. Una vez que la varilla esté bien ajustada en el interior del cartucho nuevo, todo está listo para usar.

¿Cómo aplicar silicona con pistola paso a paso?

¡Ahora viene la parte interesante! La aplicación de la silicona puede poner nervioso a cualquier principiante, porque nadie quiere parches ni hilos de silicona por todos lados. No obstante, en caso de que cometas algunos errores, también te explicamos qué hacer para solucionarlos.

Cómo aplicar silicona con pistola

Una vez que has puesto el cartucho de silicona en la pistola, solo queda aplicarla. Para esto, los pasos son muy sencillos:

  1. Antes de empezar, limpia, desengrasa y seca muy bien la superficie. Puedes utilizar agua jabonosa con amoníaco o alcohol (es recomendable el alcohol de quemar, pero el alcohol sanitario también puede servir).
  2. Pon cinta de carrocero para delimitar la zona de aplicación y evitar que la silicona se esparza fuera de la zona deseada.
  3. Aprieta el gatillo lentamente varias veces para llenar la cánula de silicona hasta la abertura que cortaste.
  4. Pon la cánula en el lugar donde quieres empezar la línea de silicona, de tal manera que el ángulo de 45° de la abertura quede hacia abajo. Es más cómodo comenzar en el punto más alejado de ti, y luego acercar la pistola a medida que extiendes la línea.
  5. Comienza a aplicar la silicona ejerciendo presión y velocidad constantes, para que la cantidad de producto liberada sea lo más uniforme posible.
  6. Alisa la línea de silicona inmediatamente. Si no tienes una espátula alisadora, puedes hacerlo con tu dedo humedecido en agua jabonosa (cuidado con presionar demasiado).
  7. Al terminar, aprieta el botón trasero de la pistola para evitar que la silicona siga saliendo.
  8. Si necesitas eliminar un exceso de silicona, puedes utilizar acetona pura o disolvente, siempre que la superficie no se manche por el contacto con estas sustancias.
  9. Deja secar por lo menos 24 horas.

Estos son los pasos básicos. Sin embargo, ten en cuenta que, dependiendo del lugar donde quieras poner la silicona, existen una serie de consejos que deberías seguir. Te lo explicamos todo a continuación.

Recomendaciones para poner silicona en las ventanas

Aplicar silicona en las ventanas

Sellar una ventana con silicona es esencial para evitar que la humedad procedente de la lluvia o la nieve entre en los marcos y dañe la estructura poco a poco.

Para evitar que la silicona se esparza fuera de su lugar, delimita la zona con cinta de carrocero antes de aplicar. También debes asegurarte de no dejar espacios vacíos ni grietas.

¿Cómo poner silicona en las juntas?

Cuando se trata de juntas, es esencial que el cordón de silicona quede bien adherido, con los bordes aplanados y sin zonas vacías. Para ello, debes poner la cánula en contacto con la superficie y no despegarla, además de ejercer suficiente presión para que la cantidad de producto sea relativamente uniforme.

Al finalizar, aplana la silicona con cuidado para rellenar cualquier espacio entre el cordón y la junta.

Consejos para poner silicona en la cocina

En función del lugar de la cocina que quieras sellar, elige una silicona adecuada. Por ejemplo, para el fregadero y el mesón es conveniente una silicona resistente a la humedad, mientras que para lugares cercanos a la fuente de calor debes poner una silicona resistente a altas temperaturas.

El procedimiento es similar a la aplicación en juntas o ventanas.

¿Cómo poner silicona en el baño?

Como el baño es una zona húmeda, asegúrate de que la superficie esté perfectamente seca antes de iniciar con la aplicación de silicona.

Para aplanar zonas rectas es buena idea utilizar una espátula aplanadora para silicona, pues el acabado es mucho más pulcro, pero si tienes que poner silicona en zonas curvas (por ejemplo, en la base del inodoro) puedes utilizar tu dedo si no tienes tanta precisión con la espátula.

¿Se puede aplicar silicona sin pistola?

Si no quieres comprar un aplicador de silicona, tienes varias opciones. Por supuesto, difícilmente podrás conseguir un acabado tan perfecto, a menos que dediques algo de tiempo a la limpieza posterior, pero es válido si necesitas aplicar silicona al menor precio.

En primer lugar, puedes introducir en el cartucho una pieza de madera que te permita hacer presión, como el mango de un martillo. La desventaja de este método es que la aplicación es menos precisa, porque resulta más difícil mantener una presión constante. Por otra parte, también puedes optar por la silicona que viene en formato de tubo blando, similar a la presentación de los dentífricos.

También puede resultar difícil que la aplicación sea perfecta, pero puedes obtener un cordón bien distribuido si alisas ejerciendo un poco de presión.

¿Cómo quitar los restos de silicona?

Si quieres quitar silicona vieja que está sucia manchada o que no fue aplicada correctamente y los cordones son muy irregulares, puedes usar una espátula especial en ángulo. No son demasiado caras y te permiten quitar los restos de silicona viejos con más seguridad, mayor rapidez y sin rayar la superficie.

En caso de que no quieras comprar una, puedes utilizar una espátula metálica corriente. Para este último caso, arrastra la espátula con el filo en posición vertical y horizontal, ejerciendo presión para despegar el material.

En caso de que esté fuertemente adherida puedes usar una navaja, pero debes tener mucho cuidado.

¿Qué tipo de silicona elegir?

Todo depende del uso que necesites, especialmente del tipo de superficie donde quieras ponerla. A continuación, te damos algunos ejemplos:

  • Para el baño: es conveniente utilizar fórmulas sanitarias con antimoho, ya que son lugares muy expuestos a la humedad.
  • Para exteriores: una buena elección es la silicona acrílica, dada su elevada resistencia y que puede pintarse luego de estar seca. También puedes utilizar la silicona ácida, pues es resistente incluso a los rayos UV del sol, pero no permite que pintemos encima después.
  • Para chimeneas y barbacoas: busca una silicona especialmente diseñada para estos lugares, que tenga alta resistencia al calor.
  • Para acuarios: debes elegir una silicona que no contenga compuestos que puedan alterar las características del agua y perjudicar la salud de tus animales.
  • Silicona neutra: es muy útil para una gran variedad de superficies, como cerámicas, cemento, piedra, metal, vidrio, fibra de vidrio, PVC, ABS y otros plásticos.
  • Silicona ácida: es conveniente para muchos tipos de superficie, tanto en interiores como exteriores, pues es muy resistente. Eso sí, no puede utilizarse sobre algunas superficies delicadas como el granito y el mármol porque puede producir manchas.

De igual modo, muchas de las siliconas disponibles en el mercado indican para qué tipo de superficies pueden utilizarse. Basta con echar un ojo a la información de la etiqueta, así como lo indicado por el fabricante en sus sitios web o en la tienda online de tu preferencia.

Errores que debemos evitar

Ahora que hemos aprendido lo básico sobre la aplicación de silicona, es buen momento para repasar los errores que debemos evitar al usar la silicona tanto en interiores como en exteriores:

  • No utilizar el tipo de silicona apropiado para la superficie. Algunas siliconas no toleran bien ciertos factores, por lo que perderán utilidad de manera más rápida o se verán antiestéticas en poco tiempo.
  • No tener a mano papel higiénico, papel absorbente, paños o algún tipo de material para limpiar nuestras manos, la superficie o la cánula de silicona cuando se necesite. Es importante para evitar dejar parches de silicona en todos lados.
  • No limpiar, desengrasar y dejar secar la superficie antes de aplicar la silicona. Todo debe estar muy limpio para que la adherencia de la silicona sobre la superficie sea óptima.
  • Olvidarse de cortar la cánula con un ángulo de 45°. Los cortes rectos no favorecen una correcta aplicación del producto.
  • No alisar el cordón de silicona inmediatamente después de aplicar, o realizar un alisado imperfecto que deje zonas con separaciones. Cualquier separación o grieta impide que la humedad resbale, o incluso puede permitir que el agua penetre en el interior.
  • Aplicar la silicona sin poner cinta de carrocero o algún elemento que proteja la superficie de restos de silicona indeseados.
Sergio Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.