Independientemente de que coloques un nuevo lavabo en una casa nueva o sustituyas uno antiguo, has de instalar tu lavabo de forma segura. Lo cierto es que el proceso dependerá del modelo que elijas o el lugar que escojas para ello. No obstante, vamos a darte las claves para ensamblar uno de manera fácil y rápida en cada caso.

Materiales necesarios

Para esta labor de bricolaje, necesitarás materiales como los siguientes:

  • Tornillos y tacos.
  • Tubo de conexión al desagüe.
  • Dos latiguillos para la entrada de agua (fría y caliente).
  • Silicona para baño.
  • Pistola aplicadora de silicona.
  • Grifería.
  • Lavabo.
  • Etc.

Herramientas necesarias

Éstos son los utensilios que deberás sacar de tus cajas de herramientas:

A este listado, deberías añadir el mueble si el lavabo está encastrado.

lavabo de aseo

¿Cómo instalar un lavabo?

Existen varias formas de montar un lavabo. En este apartado, te vamos a contar las más populares, para que no tengas problemas en realizar esta operación:

Instalar lavabo con pie o sobre mueble

Presenta el lavabo donde lo desees instalar, colócalo con cuidado sobre su pie. Señala dónde irán las sujeciones con el lápiz. Retíralo y, con un nivel de burbuja, comprueba la horizontalidad de las marcas hechas. Sobre éstas, coloca un punzón o destornillador y da un golpe con ayuda de un martillo (es para que la broca no se mueva al taladrar). Taladra y pon el pie y el lavabo en su lugar. Mete los tornillos y apriétalos, aunque no por completo. Hazlo tras comprobar que esté todo bien nivelado. Por último, sella con silicona la junta entre el suelo y el pie.

Instalar lavabo sobre ménsula o soporte

La superficie del lavabo ha de encontrarse a una altura de 85 centímetros, así que resta esta medida a la altura del lavabo. Coloca la parte superior del soporte en la medida que resulte de esta operación. Mide la separación entre los dos soportes. Centra la estructura en su ubicación (teniendo en mente la horizontalidad. Después, marca dónde van las sujeciones en la pared. Taladra siguiendo las indicaciones del punto anterior. Instala los soportes en la pared y el lavabo sobre ellos.

Instalación de lavabo encastrado

Prepara en la encimera el hueco donde encastrar el lavabo; utiliza la plantilla que venga con éste y dibuja su contorno. Vacía el interior de la marca realizada:

Presenta el lavabo para ver si tienes que repasar el vaciado o no. Antes de retirar el lavado, pega cinta de carrocero en la encimera y en él (para no tener que eliminar restos de silicona). Aplica el adhesivo de manera generosa, coloca el lavabo otra vez y quita la silicona que sobre.

lavabo de superficie con grifo abierto

¿Cómo instalar un lavabo de superficie?

Montar un lavabo de superficie no te llevará más de una hora y media si sigues las siguientes instrucciones. Como podrás observar, no son muy complejas:

Toma de medidas

Antes de nada, cierra la llave principal del suministro de agua de tu casa. Entonces, mide el lavabo con flexómetro y escuadra. Marca la ubicación del desagüe. ¿Está por la mitad del lavabo? En ese caso, dibuja las diagonales o dos diámetros y señala el punto de intersección.

Con un taladro percutor (y una broca de 4-6 milímetros como mucho) perfora la marca del desagüe.

Perforación del soporte del lavabo

Casi todas las roscas de tapones de lavabos tienen como miden 32 milímetros. Así que, pon en tu taladro a batería una broca de corona apta para este diámetro. Y perfora sobre el orificio que has hecho.

Colocación del lavabo

Coloca el lavabo sobre el soporte. Ubica el macho de la válvula en la estructura; si todo va bien, debe atravesarlos sin resistencia. En la parte inferior, pon la junta y enrosca la parte hembra de la válvula en la zona que sobresale. No hace falta apretar las piezas del desagüe con una llave, hazlo a mano.

Sitúa una lámina de fieltro entre el lavabo y el soporte para protegerlo de la humedad y del moho.

Conexión del sifón y el desagüe

Cuando el desagüe esté colocado, conéctalo al sifón. Pero antes acóplalo mediante rosca y una junta (aprieta manualmente).

Previamente a la instalación final, acomete un montaje provisional sin cola. Si lo has hecho bien, empieza a pegar todos los elementos, presionando con cuidado. Acaba la instalación realizando una prueba de estanqueidad.

persona lavándose manos en lavabo suspendido

¿Cómo instalar un lavabo suspendido?

Por último, te enseñamos cómo poner un lavabo suspendido. Los pasos a seguir para ello son los que te mostramos a continuación:

Preparar la instalación del lavabo: instalación nueva o renovación

Si vas a sustituir un viejo lavabo, lo primero es cortar el suministro de agua del hogar, antes de desmontar nada. En cambio, si hablamos de la instalación de uno nuevo, no hay que hacer esto último. Simplemente, comprueba que todo esté en su sitio. Debes tener dos suministros de agua, en cada uno, ha de haber un racor macho que roscar (si no, añádelos). Mira, además, que el desagüe para la evacuación de agua salga bien de la pared.

Colocar las llaves de paso

Utiliza llaves de paso para conectar el grifo del lavabo al suministro de agua. Estos utensilios permiten que el agua circule o no. Muchas veces, para colocarlos, hace falta un racor intermedio que hay que poner sobre los suministros que salen de la pared.

Efectúa el sellado con teflón o estopa. Enróscalo todo en la entrada de agua. Después, rosca la llave de paso sobre el racor. Emplea una llave de tubo o una llave inglesa para apretar todas las piezas. Haz igual con las dos llaves de paso y ciérralas.

Comprueba si hay fugas abriendo la llave de paso general.

Colocar y fijar el lavabo del baño

Si estás cambiando el lavabo, revisa que la distancia entre el centro de las varillas roscadas instaladas sea compatible con el reemplazo. En caso de instalar uno nuevo, utiliza la plantilla de marcado que viene adjunta o la capa de protección y aislamiento, para agujerear los huecos. Pon los tacos y atornilla las varillas.

Sea cual sea tu caso, tras colocar las varillas y la capa de protección, calcula el largo que sobresale en la pared para compararlo con el fondo del lavabo.

Entonces, corta las varillas (si se requiere) y fija el lavabo sobre las varillas. Luego, sitúa las arandelas y las tuercas. Aprieta a fondo y comprueba que el conjunto esté nivelado en horizontal. Después, corta la capa de protección con un cúter (a ras del lavabo).

Ahora toca hacer la conexión del desagüe: pon la válvula con una llave de tubo. A continuación, coloca el sifón, uniéndolo a esta primera. Aprieta con la mano y mide la distancia entre la salida de éste y el desagüe de la pared. Corta y ajusta el tubo de evacuación atendiendo a ello.

Realiza una prueba sin apretar los elementos. Si todo va bien, móntalo todo sin olvidarte de las juntas. Aprieta con fuerza.

Para ver si la instalación es estanca, echa agua.

Realizar el acabado y la junta de silicona

¡Estás terminando el montaje de tu lavabo, enhorabuena! Haz una junta de sobre todo el contorno con una pistola aplicadora y silicona. Y ya estaría. Sólo habrás tardado dos horas y media.

Consejos para instalar un lavabo

Para concluir este post, te comentamos unas recomendaciones a tener en cuenta si quieres instalar un lavabo:

  • No ajustes demasiado las válvulas de suministro de agua, ya que podrías dañar o romper las perillas.
  • Comprueba cada cierto tiempo si el nuevo lavabo presenta fugas.
  • Posiblemente, tengas que ajustar el sellado durante las primeras semanas de utilización. No te preocupes, es lo usual.
  • No juntes las roscas de compresión con cinta de teflón. Tampoco emplees este material si hubiera goma en las tuberías.

Sigue estos consejos para que todo vaya sobre ruedas.

Conclusión

Ahora ya sabes cómo instalar un lavabo, sea del tipo que sea. Esperamos que este post te haya sido de ayuda para hacer esta obra en tu aseo. Hablando de eso, recuerda que tenemos otro artículo explicando cómo alicatar un baño.

Sergio Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.