Restaurar muebles viejos es una excelente decisión por varias razones. Por un lado, es sostenible para el medioambiente; por otro, te ahorras el dinero que gastarías en comprar uno nuevo; y, para rematar, es entretenido. En este post, vamos a explicarte cómo pintar sillas de madera.

No te preocupes, es más fácil de lo que parece. Sólo hay que ponerse manos a la obra, sabiendo lo que se hace.

Herramientas

Básicamente, necesitarás dos utensilios para esta labor: una lijadora y una brocha.

Materiales

También requerirás de dos materiales: pintura y papel protector. Además de una silla antigua, obviamente.

silla de madera pintada de verde

Pasos antes de pintar una silla

Ya lo verás, pero las sillas de madera siempre deben lijarse antes de ser pintadas. Asegúrate de que quedan uniforme y retira los restos de color que pudieran tener. Por cierto, ve colocando papel de periódico en el suelo si no quieres que la pintura lo salpique en el proceso.

Tipos de pinturas para silla

Asimismo, antes de empezar a colorear la silla, debes saber saber que hay distintos tipos de pintura en el mercado. En función del mueble que desees restaurar, escoge el que mejor le vaya. Te presentamos las dos variedades principales:

  • La pintura al látex: duradera, aunque tiene un inconveniente, tarda bastante en secarse.
  • La pintura al óleo: resiste bien los rasguños. ¿Su desventaja? Durante los primeros días, su olor será muy intenso, tendrás que intentar eliminarlo como puedas.

Selecciona la que más te interese para poder comenzar el siguiente tutorial.

Paso a paso para pintar sillas de madera

Para pintar sillas de madera barnizadas (y mejorar notablemente su aspecto), has de seguir estas pautas:

  1. Si observas que la silla presenta alguna clase de desperfecto, deberás remediarlo en primer lugar:
    • ¿Qué puede hacer si tiene la tapa rota? Fijarla con cola u otro adhesivo, con eso bastará.
    • ¿Y si muestra algún piquete? Tranquilo, que también tiene arreglo. Aplica un poco de masilla y lija para disimular.
  2. Si la silla ya está en buenas condiciones, lo primero es pasar la lijadora por toda ella. Este paso es fundamental, en especial, si la silla está barnizada o pintada de algún color.
    • ¿Puedes hacerlo manualmente con una lija tradicional? Claro, pero te llevará bastante más tiempo y te costará mucho más.
  3. Tras lijar y limpiar bien el mueble (de forma que no quede nada de polvo), toca pintar.
    • ¿Va a ubicarse en el exterior? Emplea entonces pintura específica para ello.
    • ¿El color de la madera es oscuro o vas a usar una pintura clarita? Pues dale una capa de imprimación antes de nada. Optimizarás el acabado y se apreciará mucho mejor el tono real del producto.
  4. Para finalizar, espera a que seque la pintura.
  5. Posiblemente, tengas que aplicar una segunda capa de pintura (incluso una tercera o una cuarta si no quedas satisfecho).

¡Y ya estaría! De este modo tan simple y rápido, puedes aprovechar tus viejas sillas. Con sólo 4 o 5 pasos, podrás embellecerlas sin gastarte mucho dinero. Y sin sacar mucho de tus cajas de herramientas, que también se agradece.

silla de madera pintada de rosa pastel

Aprende a pintar sillas de madera con pintura a la tiza Chalk Paint

Lo cierto es que hay un tercer tipo de pintura que deberías considerar y que antes no hemos comentado: la Chalk Paint (o la pintura a la tiza, en español). Ésta se trata de una opción ideal para renovar un mueble o para realizar otras actividades en tu taller en casa.

Ventajas de pintar madera con pintura a la tiza

¿Por qué usar pintura a la tiza es una excelente idea?:

  • Se aplica fácilmente con brocha o con pincel.
  • Resulta muy cubriente. Normalmente, no necesita una segunda capa.
  • Permite un lijado sencillo, por lo que es genial para los trabajos de decapado.
  • Se seca pronto.
  • Se limpia de manera fácil con agua.
  • Ofrece una amplia variedad de tonos.
  • No requiere imprimación.

Por estas razones, se ha vuelto una opción tan popular.

¿Qué materiales necesito para restaurar mis sillas antiguas?

Unos cuantos más que antes en esta ocasión:

  • Pintura a la tiza color teja.
  • Pintura a la tiza color grafito.
  • Barniz al agua satinado.
  • Lija de grano fino.
  • Brocha (o rodillo si lo prefieres).
  • Un paño.
  • Alcohol para limpiar.

Junto a tu silla vieja, por supuesto.

Paso a paso: restaurar sillas antiguas de madera con Chalk Paint

Preparado todo, deberás proceder del siguiente modo:

  1. Limpia las sillas a fondo y desengrásalas. Para ello, pasa un trapo humedecido en alcohol.
  2. Luego, dale con la lija de grano fino. Hazlo con suavidad, no tienes que llegar a decapar, simplemente estás mejorando un poco el grado de adherencia de la pintura.
  3. Ahora, comienza a aplicar la pintura a la tiza, bien con una brocha o bien con un rodillo. Posiblemente, necesites un modelo pequeñito para acceder mejor a ciertas partes.
  4. Espera a que se seque la primera capa de pintura. ¿Cuánto? El tiempo que indique el fabricante del producto que hayas comprado. Lo normal es no aplicar una segunda cobertura, como ya hemos dicho antes.
  5. La pintura a la tiza requiere de una cera o un barniz de acabado. ¿Qué elegir? La primera se aconseja para muebles que vayan a usarse poco. En caso de tener niños por casa, escoge el barniz.
  6. Deja secar el mueble el tiempo necesario.

¡Y fin! Ya puedes disfrutar del resultado de tus sillas. Una restauración fácil y económica, ya lo verás.

Más ideas para pintar sillas de madera

Desde BricoPico, pensamos que restaurar muebles puede ser todo un arte. ¡Poniéndose creativo, se puede lograr cualquier cosa! Un ejemplo: dibuja pequeñas flores en tus sillas para aportarles un aire andaluz. Pero vamos a darte más ideas:

  • Pintar la silla de rosa palo. Puedes rematar el respaldo y las patas con dorado.
  • Pintar la silla a rayas (unas más anchas que otras), con blanco y verde menta.
  • Pintar la silla de amarillo fuerte, para que destaquen en tu salón.
  • Pintar sólo las puntas de las patas, para un toque más moderno.
  • Pintar la silla entera de gris, para que combine con todos los colores de tus estancias.
  • Pintar la silla con efecto degradado. Por ejemplo, puedes empezar con azul marino y acabar con blanco.
  • Pintar varias sillas, cada una de un color, siguiendo una paleta lógica.
  • Pintar únicamente el respaldo y el asiento de la silla.
  • Pintar la silla de negro mate, un color elegante y atemporal.
  • Pintar cada silla con un tono de verde distinto.
  • Pintar la silla de azul y el respaldo y la punta de las patas de dorado.
  • Pintar la silla, a excepción del asiento original.
  • Pintar cada silla de un tono pastel.

¿Qué estilo te gusta más? A nosotros nos cuesta quedarnos con uno solamente.

Consejos

Si te preguntas cómo pintar sillas de madera, te recomendamos seguir un orden para garantizar que no queda ninguna zona sin pintar. Asimismo, te aconsejamos ponerte guantes de goma o de látex para no mancharte las manos.

Puedes emplear pintura acrílica líquida si te apetece, aunque con ella resulta más complicado lograr una capa limpia y homogénea. Los ejes, las patas y las guardasillas provocarán que se generen goteos cuando las cerdas de la brocha rocen los bordes.
Hay pinturas en aerosol con acabado metálico en el mercado que brindan un brillo plateado cuando se sequen. No obstante, suelen volverse opacos tras 6-12 meses de uso intensivo.

Conclusiones

Ahora ya sabes cómo pintar sillas de madera de manera rápida, fácil y segura. Como has podido notar, no es la tarea de bricolaje más difícil que hemos explicado en BricoPico. La clave está en seguir ciertos consejos y elegir el producto adecuado para el mueble en cuestión.

En nuestro blog, puedes encontrar cómo pintar madera de pino. Por lo que no tendrás problemas si tu asiento viejo está fabricado con este material. ¡Restaura tu mobiliario antiguo sin gastar prácticamente nada!

Lidia Zafra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.