Sin duda, todo taller en casa debe contar con un mueble para herramientas. Pero… ¿Qué clase de manitas estarías hecho sin no lo construyeras tú mismo? Sabemos que comprar uno no es opción para ti, lo que quieres es poner en marcha tus habilidades. ¡Así que no se hable más! En este post, vas a aprender cómo hacer tu propio mueble casero para guardar tus utensilios de carpintería o bricolaje.

¿Qué es un mueble para herramientas?

Un mueble para herramientas suelte tener aspecto de caja o paralelepípedo. Lleva gavetas, divisiones o separadores, para poder colocar en cada compartimento tus herramientas.

Por cierto, éstas pueden ser tanto manuales como eléctricas, aunque hay quienes prefieren poner las primeras sólo en los gabinetes.

Ventajas de tener un mueble para herramientas casero

El beneficio principal de tener un mueble de este tipo es contar con un lugar resistente y duradero para guardar tus herramientas. Con él, podrás organizarlas mucho mejor y conseguirás un resultado más estético, en comparación a las cajas de herramientas.

Asimismo, la ventaja de construir el tuyo propio es que conseguirás un mueble que se adapte verdaderamente a tus necesidades. No todos los talleres se especializan en las mismas tareas, por lo que las herramientas, sus características, su número y sus tamaños varían de unos a otros.

mueble para herramientas

¿Qué necesitas para construir el mueble de herramientas?

¿Decidido a hacer tu mueble para herramientas casero? ¡Genial! Pero antes de ponerte con ello, necesitarás tener varios objetos y utensilios a mano:

Materiales

Lo primero es hacerte con una serie de materiales básicos:

  • Madera MDF de 15 milímetros
  • Madera micro perforada de 5 milímetros
  • Pega para medra blanca
  • Tornillos autorroscantes para madera de 8 × 1 1/2″

Si no puedes hacer con madera micro perforada de 5 milímetros, puedes utilizar, en su defecto, madera MDF de fondo de también 5 milímetros.

Herramientas

Además de estos materiales, requerirás de varias herramientas para fabricar tu mueble. Éstas serán tanto manuales como automáticas. Te las listamos aquí abajo:

Herramientas manuales

Los utensilios materiales que te harán falta son:

  • Broca avellanadora para tornillos autorroscantes de 8 x 1 1/2″
  • Cinta métrica o medidor láser
  • Destornillador de estría
  • Escuadra
  • Gramil

Consejo: si no sabes cómo funciona un medidor láser, ya lo hemos contado en nuestro blog.

Herramientas eléctricas

Asimismo, las herramientas eléctricas que necesitarás son las siguientes:

Si no tienes una sierra de banco, no te preocupes, porque también puedes emplear sierras circulares de mano o caladoras en su lugar.

taladro inalámbrico

Pasos para construir un mueble para herramientas

Para la estructura principal del mueble, has de desglosar en piezas todas sus partes:

  • 3 piezas de 1,40m x 30cm x 1,5cm en Madera MDF
  • 4 piezas de 67cm x 30cm x 1,5cm MDF
  • X piezas de 16cm x 30cm x 1,5cm
  • 1 pieza de fondo de madera micro perforada de 5 mm de 140 cm x 70 cm

Esta forma de proceder hará más fácil su construcción.

Paso 1

Reúne las piezas tras haberlas cortado (para lo que deberás saber cómo utilizar una sierra caladora, una sierra circular o una de banco). Entonces:

  • Pon en tu banco de trabajo una con medida de 1,40m x 30 cm x 1,5cm.
  • Fija sobre ella los separadores de las cajas.

Este último paso va a depender de la cantidad de cajas plásticas que quieras añadir a tu mueble.

Por cierto, si tienes problemas con tu mesa de trabajo, te enseñamos también cómo hacer un banco de trabajo portátil.

Paso 2

mirando cinta métrica con lupa

En segundo lugar, has de saber que el alto del separador debe ser de 16 centímetros.

Más que nada, porque estamos tomando como guía el tamaño de una caja plástica de tipo ferretero común.

La medida estándar de ésta es de 30cm x 15cm x 20cm.

Asimismo, los separadores tienen que situarse a 90º en relación a la pieza horizontal o base de la estructura.

Paso 3

Permite un espacio de medio centímetro a los laterales de la caja plástica. Instala otro separador y repite el proceso hasta cubrir el ancho del mueble de 1,40 metros.

Recuerda aplicar pega en los cantos que tocan la pieza horizontal.

Paso 4

Ahora, deberás atornilla los separadores a la pieza o la base del mueble. Para este paso, puedes utilizar un sargento de inglete o una prensa si lo necesitas.

Paso 5

Una vez fijes cada separador, pasa a la cubierta. Ésta va a ser la segunda pieza de 1,40m x 30cm x 1,5cm. Echa un poco de pegamento de carpintero en los bordes de arriba de los separadores que tocarán esta segunda pieza horizontal. Ya habrás montado la estructura inferior de tu mueble para herramientas.

Paso 6

Coge una pieza de 67cm x 30cm x 1,5cm. Dale con cola en los bordes superiores e inferiores del canto de 30 cm. Usando el sargento o la prensa de inglete, atorníllala en el extremo izquierdo.

Después, haz lo mismo con una segunda pieza. Aunque, en esta ocasión, el borde que atornillar es el derecho.

tornillos para madera

Paso 7

Luego, fija las dos piezas de 67cm x 30cm x 1,5cm que quedan a la misma distancia con respecto a sus extremos. Van a servir de separadores.

Paso 8

Es hora de ir instalando la cubierta, es decir, la tapa superior de 1,40m x 30cm x 1,5cm. Añade pega blanca sobre los cantos de las cuatro piezas verticales. A continuación, apoya la tapa con respecto a estas cuatro piezas.

Con ayuda de una prensa o de un sargento de ingletes, introduce tres tornillos en cada pieza.

En total, utilizarás de 12 tornillos de 8 × 1 1/2”.

Paso 9

Para la parte de detrás del mueble para herramientas, pon la pieza de madera micro perforada de 5mm x 140cm x 70cm.

De nuevo, no te olvides de aplicar pegamento de carpintero en cada canto de al estructura y de la madera micro perforada.

Ve atornillado todo su contorno, a 0,75cm del borde. Para ello, puedes emplear un gramil.

Paso 10

Utiliza dos listones para fijar tu mueble en la pared. Pon uno con un corte a 45º a su largo en uno de sus cantos. El otro listón ha de llevar el corte a 45º que vas a fijar en la parte de detrás del mueble para herramientas.

Paso 11

Abre los huecos en el que irá el listón de 15cm x 140cm x 1,5cm fijado en la pared. Pon el ramplug metálico con tu taladro. Con una broca avellanadora, oculta las cabezas de todos los tornillos en la pared. Después, fija a la pared el listón. El corte de 45º debe ir hacia arriba.

Paso 12

Por último, fija el listón restante en la parte de detrás del mueble para herramientas. Utiliza para ello tornillos de 8 x 2″. Éstos tienen que coincidir con las cuatro piezas verticales. Este listón tienen que tener su corte de 45º hacia abajo. ¡Ya has terminado con este proyecto, enhorabuena!

armario colgado en pared

Convertir cualquier armario en armario de herramientas

No obstante, no tienes por qué partir de cero para hacer un mueble de herramientas. Lo cierto es que puedes transformar cualquier armario que tengas por casa en un lugar para ordenar y agrupar tus utensilios de bricolaje. Bastará con instalar un tablero, unas baldas y frascos reciclados.

Dicho esto, quizás te interese saber cómo restaurar un mueble antiguo barnizado.

¿Cómo reciclar un mueble para guardar tus herramientas?

El proceso paso a paso sería el siguiente:

  1. Coge planchas de tablex perforado, servirán para colgar tu herramientas más importantes, evitando que se golpeen o deterioren.
  2. Clava unos listones, serán la base de dicho tablex perforado.
  3. Encola y fija el táblex sobre su base (listones). Emplea clavos sin cabeza, así serán menos vistosos.
  4. Clava otro listón, a 3 centímetros de los otros, para situar el tablero de trabajo.
  5. Haz igual con la balda superior.
  6. Puedes usar los frascos que tengas para meter tornillos, clavos u otras piezas pequeñas. En ese caso, perfora sus tapaduras con una taladradora y fíjalas a la balda de arriba con tornillos.
  7. Por último, mediante ganchos S, alcayatas o hembrillas, podrás para colgar tus utensilios.

Et voilà! Otra forma más de hacer un mueble para herramientas.

Tipos de muebles para herramientas

Ahora que ya conoces cómo fabricarte tu propio mueble para herramientas, queremos concluir este post mostrándote qué tipos existen para, así, darte alguna idea.

Mueble clásico tipo baúl

El mueble tipo baúl tiene la forma de una enorme caja de madera con cubierta por encima encima. Se emplea para herramientas manuales grandes, que pueden localizarse con un simple vistazo. Sin embargo, para utensilios más pequeños y específicos, no es aconsejable. Pues necesitarías bastante rato para encontrarlos.

Mueble portátil con y sin ruedas

Se puede llevar de un sitio a otro, ideal si debes trabajar a domicilio. Se le pueden poner ruedas, aunque, en función de su tamaño, no las tiene por qué necesitar.

Mueble de pared de puerta basculante o con bisagras

Pensado para situarse en la pared. Puede quedar permanentemente sujeto a ésta o movible. Puede ofrecer un plus de seguridad con puerta basculante o con bisagras, independientemente de que sea una sola puerta o una doble.

Esta clase de estructura es más amplia que las anteriores, estando diseñada para albergar más material y herramientas de trabajo.

Si vas a diseñar un mueble de pared de puerta basculante o bisagras, ten en mente el tamaño y peso, ya que requiere ramplús de acero y tornillos más grandes y resistentes.

Mueble de pared con puertas de correderas tipo riel

Acabamos con el mueble de pared con puertas correderas tipo riel. Puede fijarse utilizando los ramplug directamente en la parte posterior contra la pared. Un modelo bastante simple y práctico.

Marco Blasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.