Si has llegado hasta aquí, seguramente es porque estás planeando pintar la casa, unas vallas o incluso algún mueble y te da pereza solo pensar en el tiempo que tendrás que invertir y lo agotador que acaba siendo pintar con brocha y rodillo. La pistola de pintar es una gran solución.

No solo porque reduce el esfuerzo y te permite acabar más rápido, sino porque en comparación con los métodos manuales, el efecto de pulverización permite un acabado más uniforme y un ahorro de pintura. 

Para facilitarte la búsqueda, en este artículo hemos recopilado las 7 mejores pistolas de pintar eléctricas, las hemos analizado al detalle y, además, te hemos preparado una breve guía con todo lo que necesitas saber antes de escoger un modelo en concreto.

Puedes también ver:

Comparativa de las mejores pistolas de pintar eléctricas

Modelo

Potencia

600 W

800 W

1200 W

600 W

400 W

600 W

630 W

Capacidad

1000 ml

1300 ml

2 x 1000 ml

1000 ml

1200 ml

800 ml

800 ml y sistema de succión directa desde el cubo

Flujo máximo

1200 ml/min

1100 ml /min

500 ml/min

1200 ml/min

1000 ml/min

525 ml/min

Boquillas

4 boquillas (1,5 mm, 1,8 mm, 2,2 mm, 2,6 mm)

3 boquillas

(1,0 mm, 18 mm, 2.6 mm)

3 boquillas

4 boquillas (1,5 mm, 1, 8 mm, 2,2 mm y 2,6 mm)

2 boquillas 

Tamaño y peso

24 x 16,5 x 24 cm

44,5 x 18,5 x 24, 5 cm

41 x 23,5 x 40,5 cm y 4,9 kg

‎35,6 x 29,5 x 14 cm y 1, 9 kg

35,5 x 17 x 31 cm y 2,34 kg

48 x 16, 4 x 36 cm y 2,29 kg

38 x 24 x 94 cm y 6 kg

Precio

Las 7 mejores pistolas de pintar eléctricas

Pistola de pintar eléctrica económica y básica, ideal para trabajos sencillos de pintura a nivel doméstico.
POTENCIA: 600 W | CAPACIDAD: 1000ml | FLUJO MÁX: 1200 ml/min | BOQUILLAS: 4 boquillas (1,5 mm, 1,8 mm, 2,2 mm, 2,6 mm) | TAMAÑO Y PESO: 24 x 16,5 x 24 cm

Si lo que necesitas es hacer trabajos sencillos de bricolaje en casa, no hace falta desembolsar un dineral, hay opciones económicas como esta pistola de pintar eléctrica de Ginour que tienen muy buenas características, por lo que van sobradas para este tipo de tareas y, a la vez, un precio muy asequible. 

Esta pistola de pintar eléctrica dispone de perilla de válvula que permite controlar el caudal y ancho de salida de pintura con un flujo máximo de 1200 ml/min. También incluye un embudo para medir la viscosidad de la pintura. Esta pistola de pintar en concreto puede trabajar con pinturas de hasta 120 din-s de viscosidad (120 segundos). Adicionalmente, incluye 5 filtros de papel desechables para asegurarse de que se consigue un buen acabado y, al mismo tiempo, proteger la máquina de posibles atascos. 

Por otro lado, esta pistola de pintar eléctrica Incorpora un depósito de 1000 ml de capacidad, incluye 4 boquillas de distinto diámetro (1,5 mm, 1,8 mm, 2,2 mm, 2,6 mm) para adaptarla al tipo de trabajo y puede trabajar en 3 modos de pintura: horizontal (para pulverizar de abajo hacia arriba), vertical (para pulverización horizontal), circular (para esquinas). 

El único punto débil que le he encontrado a esta pistola de pintar eléctrica es que si no aprietas en la posición correcta o con excesiva presión, el gatillo se sale.

Pros

Económica
4 tipos de boquillas
3 modos de pintura
Incluye filtros
Instrucciones en castellano

Contras

Fallo de diseño en el gatillo
Pistola de pintar eléctrica que destaca por su depósito de gran capacidad y su diseño con compresor separado del mango de pulverización que facilita su uso.
POTENCIA: 800 W | CAPACIDAD: 1300 ml | FLUJO MÁX: 1100 ml/min | BOQUILLAS: 3 boquillas (1,0 mm, 18 mm, 2.6 mm) | TAMAÑO Y PESO: 44,5 x 18,5 x 24, 5 cm

Entre las ventajas de esta pistola de pintar eléctrica encontramos, por un lado, su elevada potencia (800 W), pero, por otro lado, y algo muy interesante, el mango de pulverización está separado del compresor, por lo que la pistola es más ligera, más ergonómica y más fácil de manejar. Además, el depósito tiene una muy buena capacidad (1300 ml), lo que te permite utilizarla ininterrumpidamente más tiempo sin recargarla de pintura (ahorra tiempo). 

Esta pistola de pintar eléctrica puede trabajar con un flujo de pintura ajustable de hasta 1100 ml/min, permite escoger entre 3 modos de pulverización (vertical, horizontal y circular) e incluye 3 tamaños de boquillas (1.0 mm, 1.8 mm, 2.6 mm) para poder trabajar con diferentes densidades de pintura hasta 120 din/s. 

En cuanto a puntos negativos, le veo dos problemas a esta pistola de pintar. El primero es que el disparo no es muy preciso, lo que hace que salpique más de lo deseado. El segundo, en referencia a su resistencia, no es una máquina para usar durante muchas horas seguidas, porque el motor no soporta tanto esfuerzo y se recalienta. Está pensada para un uso doméstico ligero.

Pros

Diseño dividido que permite una mejor maniobrabilidad.
Económica
Gran capacidad
3 modos de pintura
3 boquillas

Contras

Salpica más de lo normal
No está preparada para uso intenso
Pistola de pintar eléctrica con doble depósito y cómoda de manejar, entre otras cosas, gracias a que el compresor está separado y la manguera tiene una gran longitud.
POTENCIA: 1200 W | CAPACIDAD: 2 x 1000 ml | FLUJO MÁX: 500 ml/min | BOQUILLAS: 3 boquillas | TAMAÑO Y PESO: 41 x 23,5 x 40,5 cm y 4,9 kg

Esta pistola de pintar eléctrica Incluye 3 boquillas diferentes para escoger en función del tipo de pintura que se va a utilizar: gris para pinturas transparentes, negro para pinturas y blanco para pinturas de pared. Además, se puede escoger el modo de pulverización en función del tipo de zona a pintar (vertical, horizontal y circular). 

Viene con 2 depósitos de 1000 ml, que se pueden intercambiar en un solo gesto, por lo que brinda bastante autonomía y es cómoda de manejar, ya que es otro de los modelos que lleva el compresor separado del mango de pulverización. A esto se añaden un par de características que añaden facilidad de uso como que el compresor lleva ruedas y que la manguera tiene una longitud de 4 m, lo que da bastante libertad de movimiento y manipulación.

El flujo de salida es regulable, pero en este modelo solo llega a los 500 ml/min, lo que le permite cubrir 3 m² en 1 min, algo más lento que otros modelos.

Lo que no me ha gustado es que las instrucciones no son precisas respecto a su desmontaje y limpieza, por lo que hasta que te acostumbras, se hace tedioso.

Pros

Diseño dividido que permite una mejor maniobrabilidad
Compresor con ruedas
Manguera de gran longitud
2 depósitos de alta capacidad

Contras

Precio elevado
Flujo bajo
Pistola de pintar eléctrica económica, cómoda de manejar y bastante completa en accesorios, ideal para uso doméstico.
POTENCIA: 600 W | CAPACIDAD: 1000 ml | FLUJO MÁX: 1200 ml/min | BOQUILLAS: 4 boquillas (1,5 mm, 1, 8 mm, 2,2 mm y 2,6 mm) | TAMAÑO Y PESO: ‎35,6 x 29,5 x 14 cm y 1, 9 kg

Se trata de una pistola de pintar eléctrica de tipo compacto, es decir, todo el mecanismo está integrado en la pistola, pero es muy ligera (1.9 kilogramos), de modo que es cómoda de manipular. Además, es otro de los modelos asequibles, por lo que es una buena opción si estás buscando una opción económica para tus trabajos de bricolaje o reformas en casa. 

Pese a ser barata es bastante completa. Incluye un depósito de 1000 ml, 4 boquillas (1, 5, 1, 8, 2, 2 y 2, 6 mm de diámetro) para adaptarla al tipo de pintura, pero ten en cuenta que acepta pinturas de hasta 100 din/s de viscosidad. Trabaja con un flujo de caudal regulable máximo de 1200 ml/min y permite seleccionar entre 3 modos de pulverización (horizontal, vertical y circular). 

Respecto a puntos negativos, aunque trae varios accesorios, esta pistola no incluye ningún filtro y he notado que si la pintura no está muy bien filtrada se atasca con bastante frecuencia. Si te decides por este modelo, te aconsejo hacerte también con filtros.

Pros

Ligera y fácil de manejar
Económica
4 boquillas
3 modos de pintura

Contras

No tiene instrucciones en español
No incluye filtro y se atasca con frecuencia
Pistola de pintura compacta y ligera con depósito de llenado lateral que permite ahorrar tiempo en las recargas.
POTENCIA: 400 W | CAPACIDAD: 1200 ml | TAMAÑO Y PESO: 35,5 x 17 x 31 cm y 2,34 kg

No podía faltar un modelo de BLACK+DECKER en nuestra comparativa de pistolas de pintar eléctricas. Esta casa de herramientas no suele decepcionarnos y en este caso vuelven a cumplir con una pistola de pintar de precio muy asequible, buena calidad y rendimiento ideal para trabajos domésticos.

Es otro de los modelos de tipo compacto y de las más bajas de potencia (400 W), por lo que no está pensada para un uso profesional o intenso, pero es ideal para trabajos sencillos de pequeña escala. 

Respecto a su diseño, un detalle que me parece interesante es que su depósito, además de tener bastante capacidad (1200 ml),  es de llenado lateral, lo que facilita muchísimo su recarga durante el uso (ya que no hay que desmontarlo) y evita que pierdas mucho tiempo de trabajo.

Es una máquina fácil de usar y se limpia rápido. Solo hay que tener en cuenta la viscosidad de la pintura, ya que se atasca al trabajar con mucha viscosidad

Pros

Buena capacidad
Facilidad de llenado depósito
Comodidad de uso y limpieza
Buena relación calidad-precio

Contras

Baja potencia
No está diseñada para trabajar con pinturas muy densas
Pistola de pintar eléctrica con sistema semiestacionario que brinda una mayor comodidad y libertad de movimiento en el uso.
POTENCIA: 600 W | CAPACIDAD: 800 ml | FLUJO MÁX: 1000 ml/min | BOQUILLAS: 2 boquillas | TAMAÑO Y PESO: 48 x 16, 4 x 36 cm y 2,29 kg

Esta pistola de pintar eléctrica, además de por su calidad de materiales, destaca por su diseño dividido (el compresor está separado del mango de pulverización) con sistema semiestacionario. Es decir, puedes dejar el compresor apoyado sobre una superficie (la manguera tiene una longitud de 1,8 m) o llevarlo colgado (lleva una correa para hombro), lo que permite mayor libertad de movimiento. 

La capacidad del depósito de pintura es algo inferior (800 ml), por lo que necesitas recargarla con mayor frecuencia, pero también es verdad que así pesa menos, de modo que su manipulación es más cómoda. 

Por otra parte, y en lo que respecta a desventajas, esta pistola de pintar eléctrica no incluye filtro, pero te recomiendo su uso para un mejor rendimiento de la máquina y un mejor resultado en el acabado de la pintura, por lo que tendrás que comprarlo por separado.

Pros

Sistema semiestacionario que permite más movilidad
Calidad de materiales

Contras

Depósito de poca capacidad
No incluye filtros
Pistola de pintura eléctrica de calidad, con muy buen rendimiento y gran comodidad en el uso, lo que la hace ideal para proyectos medianos y grandes.
POTENCIA: 630 W | CAPACIDAD: 800 ml y sistema de succión directa desde el cubo | FLUJO MÁX: 525 ml/min | TAMAÑO Y PESO: 38 x 24 x 94 cm y 6 kg

La pistola de pintar eléctrica Wagner W 950 es una buena opción si puedes permitirte gastar un poco más de dinero. Este modelo, como otros de los que hemos analizado aquí, también lleva el compresor separado de la pistola, pero es mucho más completo que la mayoría y tiene un gran rendimiento, es capaz de cubrir 15 m² en 5 min.

Se puede regular el grosor del chorro y el caudal de pintura. Trabaja con turbina X-BOOST cuya potencia le permite utilizar todos los materiales comerciales sin diluir. No dispone de viscosímetro porque no tiene limitación de viscosidad. No obstante, en caso de aplicación en superficies lisas o con pinturas muy espesas y gelatinosas, se aconseja diluir un 10%. 

Dependiendo del tamaño de la superficie que necesites pintar puedes utilizar su depósito de 800 ml o la manguera que permite succionar la pintura directamente desde el cubo, por lo que no hace falta trasvasar ni rellenar. Por otra parte, además de la pistola normal, dispone también de una lanza pulverizadora de 70 cm de longitud para acceder a zonas altas. Además, lleva una manguera lo suficientemente larga (3,5 m) para facilitar su manipulación.

Adicionalmente, esta pistola de pintar eléctrica cuenta con función de autolimpieza tanto de la bomba como de la manguera.

Pros

Puede trabajar con materiales de todo tipo de viscosidad
Cómoda de utilizar
Rápida
Sistema de autolimpieza
Dispone de lanza para acceder a zonas altas

Contras

Precio elevado
Las instrucciones no vienen en español

Guía de compra. ¿Qué pistola de pintar eléctrica comprar?

pistola de pintar electrica guia de compra

¿Qué es una pistola de pintar eléctrica y para qué sirve?

Se conocen también como difusores de pintura y su gran ventaja es la capacidad para aplicar diferentes tipo de pintura, esmaltes y barnices (algunas incluso pueden ser utilizadas para desinfección de superficies) sobre todo tipo de materiales y objetos, brindando un buen acabado mientras reduce el esfuerzo y el tiempo invertido en la tarea. 

La pistola de pintar eléctrica es una herramienta muy útil tanto en el uso profesional como en el uso doméstico, en reformas, bricolaje o manualidades. No es difícil de utilizar, pero requiere un poco de práctica.

Tipos de pistolas de pintar eléctricas

Pistola eléctrica simple

Son los modelos más económicos y los más habituales en el uso doméstico. Se trata de una pistola compacta que funciona mediante un pulverizador que extrae la pintura, la cual sale con bastante fuerza.

Pistola eléctrica con compresor incorporado

En este caso, además de la pistola, se incluye un compresor pequeño. La pintura se mezcla con el aire que sale del compresor y sale pulverizada. Pueden ser estacionarias (el compresor va apoyado en una superficie) o semiestacionarias (el compresor puede estar apoyado o llevarse colgando. Suelen ser modelos más caros, hay de tipo doméstico y de uso profesional.

Pistola de pintura para compresor

Este tipo de pistola de pintar también necesita un compresor, pero este no está integrado en el equipo. La ventaja de este tipo de pistola de pintar eléctrica es que, al tener que comprar el compresor por separado, puedes escogerlo del tamaño y la potencia que prefieras, por lo que es una pistola mucho más versátil apta tanta para un uso doméstico en tareas de bricolaje sencillas como para un uso profesional. 

pistola de pintar electrica guia de compra 2

Aspectos más importantes para decidir qué pistola de pintar eléctrica comprar

Tipo de pintura con la que puede trabajar

Ten en cuenta que aunque las pistolas de pintar eléctricas generalmente pueden trabajar con todo tipo de pinturas (pinturas plásticas, esmaltes, barnices, lacas, impermeabilizantes y protectores), no todos los modelos pueden procesar todos los grados de viscosidad.

En ese sentido,  es recomendable que te asegures de que el modelo que escoges, está preparado para aplicar el tipo de pintura que necesitas utilizar.

  • ¿Cómo se mide la viscosidad?

Para determinar  la viscosidad de una pintura se utiliza un viscosímetro, una especie de copa que mide el tiempo de flujo de la pintura, es decir, la cantidad de segundos que tarda en vaciarse esta copa llena de pintura a través de un orificio de 4 mm. Dicha medida se expresa en DIN. 

  • ¿Cómo se diluye la pintura?

Recuerda que la pintura con base acuosa (pintura al agua), ya sea vinílica o acrílica, se diluye con agua. Mientras que la pintura con base de disolvente (pintura al disolvente), que puede ser gliceroftálica o poliuretano, se diluye con disolvente (del tipo especificado en cada pintura).

Características de la pistola de pintar eléctrica

  • Caudal. El caudal es la cantidad de pintura por minuto que puede pulverizar la pistola. Los modelos domésticos suelen manejar un caudal máximo de entre 500 y 1200 ml/min. Lo ideal es que sea ajustable, para poder adaptarlo al tipo de trabajo. Por otra parte, ten en cuenta que si es demasiado fuerte, hay riesgo de goteo. 
  • Potencia. Cuanto más potencia tenga la máquina, menor será el recalentamiento y, por tanto, tendrá capacidad para afrontar trabajos de mayor envergadura. Entre los modelos de uso doméstico, la potencia puede ir desde los 600 hasta los 1200 W. 
  • Patrones de rociado. Se refiere a cómo se pulveriza la pintura. Por lo general, las pistolas ofrecen 3 tipos: circular o redondo, horizontal y vertical. Aunque el horizontal y el vertical son similares con un cambio de dirección, el hecho de contar con ambos facilita la manipulación de la máquina, no tienes que girarla, sino simplemente cambiar el modo. 
  • Depósito. Dado que es el recipiente donde se almacena la pintura, a mayor capacidad tenga, más tiempo te permitirá trabajar sin tener que parar a recargarlo. No obstante, mayor tamaño también significa más peso, lo que, especialmente, si no tienes mucha experiencia con este tipo de máquinas, puede dificultarte el trabajo. También hay modelos que incluyen una manguera de succión que permite extraer la pintura directamente desde el cubo. 
  • Boquillas. La variedad de boquillas le da más versatilidad a la pistola dado que permite utilizarse sobre mayor variedad de superficies y con más tipos de pintura. Cuanto mayor es el diámetro de la boquilla, más viscosidad puede tener la pintura utilizada. 
  • Accesorios útiles. Entre los accesorios útiles que no todas las pistolas de pintar incluyen están el medidor de viscosidad, filtros de impurezas y accesorios de limpieza. Valora que aunque la máquina no los traiga, los necesitarás, por lo que tendrás que comprarlos por separado.
Marco Blasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.