Cuando instalamos por primera vez un pavimento o revestimiento con gres porcelánico y llega el momento de hacer las perforaciones para poner enchufes, cajas de conexión, grifos o pasar tuberías y desagües, es común que aparezcan dudas sobre las herramientas que debemos usar y el procedimiento a seguir.

Actualmente, el gres porcelánico es uno de los productos de cerámica más usados en la construcción gracias su alta dureza, y es precisamente en esta característica en la que radica la dificultad que podemos experimentar en el momento de hacerle alguna perforación. 

En esta entrada te mostraré cómo taladrar gres porcelánico teniendo en cuenta aspectos como: los equipos necesarios, el tipo de broca que debes usar, algunas medidas de seguridad, la técnica y el procedimiento correcto. 

Equipos y herramientas para perforar gres porcelánico

Antes de comenzar a perforar el gres porcelánico necesitas tener a mano los siguientes elementos:

  1. Taladro.
  2. Broca adecuada para perforar gres porcelánico.
  3. Guía con depósito o botella para el agua, en caso de que uses una broca que necesite refrigeración.
  4. Material de seguridad para las manos y el rostro.

Elección de la broca correcta 

En primer lugar, para taladrar este tipo de losas debes tener en cuenta que, al ser un material con alta dureza y resistencia, las brocas comunes para concreto no resultan efectivas, y en caso de utilizarlas es posible que no perforen bien y puedes correr el riesgo de romper la baldosa, estropear la broca o incluso llegar a lesionarte.

Para evitar estos inconvenientes que te he mencionado, lo más aconsejable es que elijas brocas de diamante, que están diseñadas especialmente para taladrar materiales cerámicos de alta dureza. 

Existen dos tipos de brocas de diamante:

  • Brocas de perforación en seco: Tienen la ventaja de que en el momento de taladrar las revoluciones por minuto serán mayores y por lo tanto el trabajo se llevará a cabo de forma más rápida. Sin embargo, el punto desfavorable de estas brocas es que generan mucho polvo.
  • Brocas de perforación húmeda: Tienen un elemento a favor, y es que no generan polvo de ningún tipo y consiguen un acabado mejor, en comparación a las de perforación en seco. Lo negativo es que suelen ser más lentas, por lo que te llevará más tiempo realizar el trabajo. 

El taladro

Te recomiendo que uses un taladro en perfectas condiciones y que te permita regular la velocidad correctamente. Además, debes desactivar el modo percutor ya que los golpes podrías dañar tu broca o el gres porcelánico. 

Procedimiento

Lo primero que debes hacer es ponerte tu equipo de seguridad: gafas protectoras, guantes y mascarilla. Esto evitará que los residuos que se desprendan durante la realización del trabajo puedan causarte alguna lesión.

Una vez realizado el paso anterior, debes marcar el lugar que vas a perforar. Esto lo puedes hacer con la misma broca a muy baja velocidad. De esta manera tendrás delimitada el área con la mayor precisión posible.

Cuando ya tengas la zona marcada puedes comenzar a taladrar. Si lo haces con una broca de perforación en seco, entonces no necesitarás más que tener un agarre firme para evitar que se mueva el taladro durante el proceso.

Si en cambio has escogido una broca de perforación húmeda debes utilizar una guía que mediante su propio depósito de agua te permitirá bajar la temperatura. 

En caso de no disponer de esta guía puedes usar una botella de agua para verter el líquido sobre la broca y así evitarás que se sobrecaliente. Además, es aconsejable que cuentes con un recipiente donde pueda caer el agua.

Otro aspecto que debes considerar es que la velocidad que vayas usar con tu taladro varía en función del diámetro de la broca que elijas. En este sentido, recuerda: a mayor diámetro, menor rpm y viceversa. 

Asimismo, resulta muy importante que en el momento de iniciar la perforación ubiques el taladro con una inclinación de 30°

Sumado a esto, te sugiero que tengas especial cuidado con la presión que ejerzas sobre la herramienta. Es aconsejable que apliques fuerza de modo suave, pero firme ya que, si te excedes esa presión junto a las revoluciones del taladro pueden terminar rompiendo la broca, estropeando el taladro, agrietando el gres porcelánico e incluso ocasionándote algún tipo de lesión.

Pero esto no sólo es un tema de seguridad, también es un tema de estética. Con una presión adecuada el acabado será mucho más limpio, puesto que de esta forma puedes evitar que se astillen los bordes del corte.

También te sugiero que vacíes el material que haya quedado en el cuerpo de la broca antes de hacer el próximo agujero, esto ayudará a que tu broca trabaje mejor.

Siguiendo estos prácticos consejos que te he dado, te aseguro que conseguirás un buen acabado cuando taladres gres porcelánico.

Marco Blasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.