Ha llegado la hora de pintar o empapelar las paredes de tu casa y te das cuenta de que hay tacos incrustados en su superficie. O tal vez quieres cambiar de posición algunos cuadros sin dejar marcas de tacos en la pared. En cualquier caso, en esta entrada te explicamos paso a paso cómo quitar un taco de la pared sin mucho esfuerzo. 

Cómo quitar un taco de la pared: lo que no debes hacer 

Los tacos son elementos que se usan con mucha frecuencia en los trabajos de bricolaje y que cumplen una función muy importante a la hora de fijar objetos en paredes y techos, como lámparas, armarios, cuadros o un simple espejo. Se trata de una pieza que no puede faltar en ninguna caja de herramientas que presuma de estar completa. 

Ahora bien, cuando un taco ha dejado de ser útil, no queda más remedio que sacarlo para evitar que su permanencia en la pared desmejore el acabado final. Durante el proceso para extraer el taco, se pueden cometer algunos errores que terminan empeorando el pequeño agüero inicial. Veamos. 

Golpear el taco para que se hunda más 

Si golpeas el taco para que se hunda más, puedes terminar dañando la superficie de la pared. Además, si el taco está incrustado en una pared de hormigón o concreto, es prácticamente imposible que se hunda más. 

Tratar de sacar el taco usando una herramienta filosa 

El uso de cuchillos, navajas o desarmadores para sacar un taco de la pared puede suponer un peligro para tus manos y dedos. Además, es casi seguro que este tipo de herramientas dejarán marcas en la superficie de la pared que más tarde tendrás que reparar. 

Dejar el taco incrustado e ignorarlo 

Esta última opción tampoco es recomendable, puesto que le quita pulcritud al acabado final del trabajo y no habla muy bien del responsable de la obra. Por lo tanto, es mejor seguir las siguientes sugerencias para sacar un taco de la pared como un verdadero profesional. 

Cómo quitar un taco de la pared: paso a paso

Para sacar un taco de la pared usando la técnica correcta, solo necesitas un desarmador, un tornillo y un alicate. A continuación, te explicamos cómo hacerlo. 

Paso 1: Despeja la superficie alrededor del taco. Lo mejor es que, antes de proceder a sacar el taco, despejes toda la superficie alrededor del mismo quitando todos los elementos que estén colgados cerca, como cuadros o espejos. 

Paso 2: Introduce el tornillo en el taco. Usando un desarmador, introduce el tornillo hasta la mitad del taco y deja sobresaliendo, al menos, la mitad del tornillo. 

Paso 3: Sujeta el tornillo con el alicate y muévelo hacia arriba y hacia abajo. Asegúrate de sujetar firmemente el tornillo con el alicate y haz movimientos para que el taco se afloje lentamente. En todo momento, debes hacer presión hacia tu cuerpo para que el taco se vaya deslizando. 

Paso 4: Tapa el agujero con masilla. Finalmente, es hora de tapar el agujero con un poco de masilla de secado rápido. Una vez haya secado, lija la superficie con un taco de lija fino y retoca con un poco de pintura.  

Otras ideas útiles 

Si el taco tiene pestañas, será mucho más fácil sacarlo ya que las pestañas se cierran a medida que aflojas el tornillo. Cuando las pestañas están cerradas por completo, el taco queda libre y puedes sacarlo sin apenas esfuerzo. 

Ahora bien, cuando el taco no tiene pestañas, puede ser un poco más difícil quitarlo de la pared. En algunos casos, no basta con mover el taco valiéndose de un tornillo y un alicate, como hemos descrito en el apartado anterior. Para estos casos difíciles, podemos aplicar más fuerza usando una palanca de primer grado.

Utiliza una palanca de primer grado 

Solo tienes que introducir el tornillo hasta la mitad del taco y sujetarlo con el alicate en posición paralela a la pared. Acto seguido, debes poner entre el alicate y la pared un pequeño taco de madera que sirva como punto de apoyo.

Finalmente, ejerce presión sobre el alicate en dirección hacia la pared, y verás cómo el taco comienza a salir fácilmente. Si el taco está muy profundo, tal vez necesites un punto de apoyo más grande para hacer palanca. Este es el método más efectivo para sacar un taco de la pared de forma rápida y segura. 

Utiliza un sacacorchos 

El principio anterior es el mismo que utiliza un sacacorchos, por lo que también se le puede usar para sacar un taco de la pared. Ahora bien, primero hay que comprobar que el sacacorchos encaje adecuadamente en el taco. De ser así, solo hay que introducir la parte central de la herramienta en el taco y hacer presión con las partes laterales para sacarlo. 

Lidia Zafra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.