El contrachapado es uno de los derivados de la madera más comunes y utilizados en el mundo del bricolaje. Es un material que destaca por su dureza, flexibilidad y ligereza, por lo que resulta ideal para la fabricación de muebles como mesas, estantes, cajones, repisas, etc.  En esta entrada te explicamos paso a paso cómo hacer agujeros en contrachapado. 

¿Qué es el contrachapado? 

Antes de explicar el procedimiento para hacer agujeros en contrachapado, conviene que repasemos la definición de este material, además de identificar los distintos tipos de contrachapado que existen en el mercado. Tratándose de un multilaminado tan común, será fácil hacerse una idea clara de sus usos y aplicaciones. 

Un tablero de contrachapado está formado por finas chapas o láminas de madera unidas por resinas sintéticas mediante técnicas mecánicas que aplican calor y fuerte presión. Las líneas que dibujan las vetas de la madera de cada lámina se disponen de forma transversal una sobre otras, esto con la finalidad de conferirle mayor estabilidad al tablero de contrachapado. 

Los tableros de contrachapado pueden recibir diversos usos dependiendo del tipo de madera usada y la calidad del procedimiento de fabricación. Por eso, en casi todos los casos la madera de contrachapa puede cortarse, pulirse, parchearse, horadarse, etc., sin temor a que su estructura se deforme. 

Tipos de contrachapado

Como pasa con muchos otros materiales de construcción, el término ‘contrachapado’ se usa sin hacer distinción entre los distintos tipos de madera de contrachapa que existen en el mercado. Lo cierto es que no todos los contrachapados son de la misma calidad ni pueden usarse para los mismos fines. 

En la clasificación de la madera de contrachapa intervienen distintos parámetros, como la especie de madera utilizada, la calidad de las chapas, el espesor de cada chapa y del conjunto y el tipo de encolado utilizado para unir las láminas. Todo experto en bricolaje hace bien en entender qué hace diferente a cada tipo de contrachapado. 

Dependiendo del ambiente de utilización 

Dependiendo del ambiente de utilización, se usan distintos tipos de encolado para unir las láminas del contrachapado. En este sentido, el contrachapado de uso interior se une con colas y resinas de urea-formaldehído. 

Para uso exterior cubierto, se usan resinas de urea-formaldehído melamínico. Por último, los tableros de contrachapado para uso exterior se fabrican usando maderas resistentes a la humedad y a la podredumbre junto con colas fenólicas. 

Según la madera utilizada 

Es posible utilizar distintos tipos de madera en la fabricación del contrachapado, dando como resultado tableros con distintos niveles de calidad, dureza y acabado. En la selección de la madera para fabricar contrachapados se toma en cuenta el tipo de uso que se le dará, ya sea para la confección de mobiliario o para la construcción. 

Las principales maderas utilizadas para contrachapados son el okume, abedul, chopo, sapelly, nogal, cerezo, pino y eucalipto. Todas estas variantes tienen un punto en común: se comportan bien frente al desenrollo, técnica empleada para obtener las láminas o chapas de madera desde un tronco. 

¿Cómo hacer agujeros en contrachapado?

Hacer agujeros en la madera es una tarea básica en la carpintería que permite un mejor aprovechamiento de este material, especialmente para hacer empalmes o acoplamientos o fijar muebles de madera en distintas superficies. Por supuesto, también es posible dibujar orificios en tableros de contrachapado de forma sencilla y rápida. 

Hacer agujeros en contrachapado con un martillo y cincel 

Una de las formas más antiguas y efectivas para hacer agujeros en la madera es mediante el uso de un martillo y un cincel de carpintería. Con estas herramientas también puedes abrir agujeros en tableros de contrachapado. Para ello, es muy importante que el cincel esté bien afilado y que el tablero esté bien sujeto y no se mueva. 

Ten presente que el acabado del agujero que dibujes con un cincel será un poco tosco y tendrá forma irregular o cuadrada, no circular. Usa este método cuando no necesites resultados exactos y sea evidente que el agujero quedará fuera de la vista. 

Hacer agujeros en contrachapado usando un taladro 

La mejor forma de hacer agujeros en una superficie de contrachapado es con un taladro, ya que esta herramienta eléctrica permite dibujar orificios con rapidez, precisión y un mejor acabado. Con este método también será necesario que la pieza de contrachapado esté bien sujeta para que no se mueva. 

  1. Elije la broca de madera apropiada, que puede ser de tres puntas, salomónica, plana, de corona, fresa o extensible, todo depende del diámetro y la profundidad del orificio que quieras hacer. 
  2. Marca el lugar donde harás el agujero para obtener un resultado exacto. 
  3. Ubica la punta de la broca sobre la marca de tal manera que el taladro dibuje un ángulo recto con la superficie del contrachapado. Activa el taladro y presiona un poco para ir ganando profundidad. 
  4. Saca la broca mientras gira para expulsar las virutas, e introdúcela de nuevo para dibujar un agujero con diámetro uniforme. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.