Durante la fase inicial de cualquier proyecto de construcción o remodelación es indispensable realizar cálculos precisos para determinar la cantidad de materiales a utilizar y el tiempo estimado que tardará completar la obra. Si quieres simplificar la tarea de medición, te conviene saber cómo funciona un medidor láser y cómo usarlo.  

¿Qué es un medidor láser?

Medidor láser (2)

Un medidor láser, también conocido como telémetro o distanciómetro, es un dispositivo electrónico de medición que permite determinar con exactitud la distancia que hay entre el dispositivo y el punto donde está apuntando. Aunque esta herramienta no sustituye por completo a la tradicional cinta métrica, su uso conlleva múltiples ventajas que destacaremos más adelante. 

Algunos medidores láser no solo son capaces de medir la distancia entre dos puntos, sino que también pueden calcular con exactitud el área o el volumen de una habitación, por ejemplo. Por lo general, incorporan una pantalla donde reflejan los resultados de la medición y varios botones para su configuración. Además, son pequeños, ligeros y necesitan de baterías para poder funcionar. 

¿Cómo funciona un medidor láser?

Los medidores láser se valen de algunos principios básicos de la física para medir distancias y hacer cálculos de superficie con gran exactitud. En pocas palabras, establecen la distancia basándose en el tiempo que tarda la luz láser en llegar al punto señalado viajando a una velocidad constante

Dependiendo del modelo, los medidores láser pueden tener diferentes radios o rangos de alcance, es decir, el límite de distancia mínima y máxima que es capaz de medir. Es lo mismo que pasa con las cintas métricas, que pueden tener una largura de 3, 6 o 20 metros. 

En el caso de los medidores láser más baratos, suelen medir distancias entre los 0,15 y los 30 metros, mientras que los modelos más caros tienen un alcance entre los 0,05 y los 250 metros. Estos últimos vienen provistos con una mira telescópica para facilitar la visión del rayo láser a la distancia. 

Ventajas e inconvenientes de los medidores láser 

Veamos cuáles son las ventajas de utilizar un medidor láser durante la ejecución de una obra de construcción o remodelación. 

  • Menor margen de error. Los telémetros suelen tener un margen de error de apenas 2mm, lo que garantiza resultados mucho más precisos que con el uso de otras herramientas de medición. 
  • Mayores distancias. Con un medidor láser se pueden medir grandes distancias, desde los 15 metros hasta los 250 metros. Así que es una herramienta ideal tanto en trabajos profesionales como en pequeñas reparaciones domésticas. 
  • Diferentes sistemas métricos y conversiones. Con un medidor láser podrás ver las medidas expresadas en diferentes sistemas de medición y hacer conversiones rápidamente. 
  • Cálculo de área y volumen. Además de medir distancias lineales, estas herramientas pueden calcular el área y el volumen de una habitación, datos que son muy útiles para realizar trabajos eléctricos, de fontanería o de instalación de azulejos. 
  • Medir alturas y profundidades. Usar una cinta métrica para medir alturas y profundidades puede ser complicado y hasta peligroso si no se cuenta con el equipo apropiado. En cambio, con un medidor láser solo hay que apuntar la luz hacia la zona que se quiere medir para obtener un dato preciso. 
  • Memoria. En vez de tener que anotar las medidas en una hoja de papel para poder consultarlas más tarde, el medidor láser incorpora una memoria que guarda las medidas y facilita su posterior revisión y modificación. 

Sin duda, son muchas las ventajas de usar un medidor láser durante la realización de un proyecto de construcción o remodelación. Ahora bien, echemos un vistazo a algunas de los inconvenientes de estos dispositivos electrónicos. 

  • Autonomía. A diferencia de las cintas métricas, los medidores láser necesitan alimentarse por baterías para funcionar. Si tienen una baja autonomía, tendrás que estar pendiente de conectarlo a la corriente para que no se descargue. 
  • Precio. Aunque el precio promedio de un medidor láser ronda los 100 euros, siempre son más caros que una cinta métrica. Además, los modelos con mayor alcance pueden tener un valor de hasta 200 euros. 

Cómo usar un medidor láser 

Medidor láser (1)

Usar un medidor láser es mucho más fácil de lo que parece, además de que te permite medir grandes superficies en poco tiempo y sin la ayuda de otra persona. Basta con apuntar el rayo láser desde un punto a otro para conocer la distancia exacta que los separa. 

Con un medidor láser puedes realizar una medición directa, es decir, en línea recta, desde un punto específico a otro, incluso si entre ambos puntos hay algún obstáculo. 

Asimismo, puedes conocer la altura de una pared o edificio realizando dos medidas desde el mismo punto: una en diagonal hasta la cima para establecer la hipotenusa, y otra en línea recta hasta la base para calcular el cateto. Entonces, el medidor láser calcula la distancia del cateto restante o, lo que es lo mismo, la altura. 

Sergio Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.