¿Las puertas de tu casa se ven viejas y ya no te gustan? Coge tus cajas de herramientas, que vamos a explicarte cómo renovarlas de manera rápida y sencilla. Y es que, en este post, vamos a enseñarte a barnizar puertas, independientemente de que ya estén barnizadas o de que sean interiores o exteriores. ¿Estás listo? ¡Pues allá vamos!

hombre barnizando con brocha

Barnizar puertas: paso a paso

A continuación, te contamos cómo barnizar para proporcionarle un toque actualizado a tus puertas. ¡De manera rápida y fácil! Éstos son los pasos que has de seguir:

Buenos materiales

Antes de comenzar, reflexiona sobre qué color deseas para tus puertas si vas a renovar el barniz. No escojas tonos demasiado oscuros, pues les darán un aspecto más antiguo.

Asimismo, éstos le restan luz a tus habitaciones.

Desmonta la puerta

Aunque desmontar la puerta suponga un esfuerzo mayor, más vale hacer este trabajo que tardar menos. Así que, para evitar chapuzas, sácala de su sitio.

A poder ser, extrae también la manilla o el pomo de la puerta. Así no los salpicarás durante el proceso. Puedes ayudarte de un taladro atornillador para desmontarla.

Aprovecha cuando termines de barnizar puertas para cambiar las manillas o los pomos por unos nuevos.

Protege el suelo y elabora un set

Cubre el suelo con cartones y plásticos. De este modo, no lo mancharás o deteriorarás. Pon la puerta horizontalmente sobre una mesa (o en un set de tablones). Si barnizas en vertical, podría chorrear y dejar marcas.

Antes de comenzar a trabajar, limpia la zona. Pues cualquier tipo de suciedad o pelusa podría pegarse a la puerta tras ser barnizada. O, todavía peor, entrar en el barniz.

papel de lija de cerca

Lijar

Pasa la lijadora para quitar el barniz y la pintura anterior. Lija hasta observar el color real de la madera. En caso necesario, usa una masilla para alisar la superficie (espera dos horas a que se seque y endurezca). No te olvides de pasar un paño para eliminar los restos de serrín.

Si conoces qué es una amoladora, sabrás que esta herramienta también sirve para realizar esta función. De igual modo, esta tarea se puede ejecutar a mano.

¿Qué tener en cuenta para barnizar una puerta ya barnizada?

Antes del barniz, te aconsejamos darle una capa de trementina o de aguarrás a tu puerta. Así, ablandarás la zona y reabrirá los poros de la madera. Esto ayudará a que el nuevo barnizado penetre con más facilidad.

Cuando se seque, barniza tu puerta con un pincel o con una brocha de cerdas naturales. Realizando trazos firmes y bien distribuidos para lograr un acabado parejo.

Barnizar

Para empezar a barnizar puertas, humedece la brocha dentro del tinte en gel. Elimina el excedente y pincela desde por el borde inferior hasta el superior. Repite hasta cubrir toda la puerta con el producto. Trata de no pintar dos veces una misma zona. Esto provocaría que apareciesen rayas en la superficie.

Espera unas cuatro horas a que se seque el sellador.

herramientas para barnizar

El marco de la puerta

Antes de situar la puerta de nuevo en su lugar, échale un ojo al marco. Porque lo más probable es que ya no combine con ésta.

Barnizar el marco será muy sencillo. Primero, para evitar manchar la pared, pon cinta de carrocero en las esquinas. Protege el suelo y aparta el mobiliario que esté cerca. Lija, aplica sellador y empieza a barnizar. Como no podrás quitar el marco de la pared, pincela en vertical.

Controla la cantidad de producto que cojas. Para los recovecos más pequeños, puedes emplear una paletina.

Monta y coloca la puerta

Cuando la puerta esté seca, coloca de nuevo el pomo o la manilla o pomo. Instálala sobre el marco con delicadeza.

¡Y ya estaría! Misión completada.

¿Cómo barnizar puertas de madera exteriores?

En el caso de las puertas exteriores, tendrás que reforzarlas. Es decir, aplica un producto que le proporcione a la madera más resistencia. Pues tendrá que hacer frente a la intemperie, al viento, a la lluvia, al sol…

Para no recuperar madera reseca más pronto que tarde, emplea poliuretano. Es más barato que el barniz ecológico y es el más indicado para esta clase de puertas, en lo que a protección se refiere.

¿Cómo barnizar puertas de interior?

Aunque, si quieres barnizar puertas interiores, te aconsejamos recurrir a barnices ecológicos.

Éstos están pensados para evadir efectos colaterales tóxicos, los cuales se presentaban en los anteriores tipos de barniz.

A pesar de resultar menos económicos, los barnices ecológicos son más seguros para el interior del hogar.

puerta barnizada

Lijar y barnizar las puertas sin desmontar

Es mejor desmontar la puerta a la hora de barnizar, pero, si insistes… En primer lugar, te aconsejamos decapar la vieja capa de barniz. ¿Cómo puedes hacerlo? Pues con un decapante.

Cuando acabes con esta tarea, lija la puerta. Recuerda que existen diferentes granos de lija y modelos, manuales y mecánicos.

Durabilidad

El barniz se desgasta conforme pasa el tiempo. Lo más seguro es que tengas que volver a barnizar cada par de años. Sobre todo, si tu puerta mira al sur o si sufre mucho las inclemencias del clima.

Las puertas barnizadas exigen cuidado y mantenimiento. Es aconsejable darles un sellado exterior (antes o inmediatamente después de la instalación) para que sean más resistentes. De lo contrario, las puertas pueden deformarse o hincharse.

Apariencia

Una puerta de madera mejorará su apariencia con el barniz.

Sin embargo, lo cierto es que este producto ofrece menor variedad de tonos y matices que la pintura.

No obstante, puedes encontrar otras opciones interesantes (como, por ejemplo, las inserciones de vidrio) que sirvan como elementos decorativos.

Precio por barnizar una puerta

Para que te hagas una idea, un tarro de barniz incoloro mate de 2,5 litros puede costarte entre 6 y 9 euros. Esta cantidad de producto te permitirá barnizar, como mínimo, cuatro puertas de interior, con una única mano, o dos, con dos manos.

Conclusión

Como has visto, puedes barnizar puertas por ti mismo. Sin necesidad alguna de gastar dinero en llamar a un especialista. Simplemente, debes seguir las indicaciones que aquí hemos dado ¡y listo! Ya sabes qué hacer con tus herramientas para madera.

Marco Blasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.